Meternuras

lunes, junio 24, 2013




Me gustas cuando bailas
porque estás tan presente,
y me gusta tu cadera
al ritmo de la salsa
ante mis ojos nuevos,
despiertos, vivaces, fugitivos,
siguiendo el movimiento ágil,
motorizado, dulcemente
oscilante,
cual llama
que hipnotiza mi ser,
mi torpe aliño indumentario,
es tanta mi torpeza cuando bailo
mis huesos se resisten como gatos
al contacto del agua,
pero miro tu cuerpo, tu cadera, ay,
que casi espejo, casi mar,
de tu sonrisa,
y abandono mis pasos,
y me siento,
feliz e inmóvil,
como si amaneciese.

martes, noviembre 13, 2012

La vida por delante



Van Gogh





Si tuviera la sufiente fuerza
para contar lo que nos pasa
por ese río oscuro de la sangre,
si yo tuviera las palabras precisas, como hojas nítidas,
antes de desaparecer bajo las aguas,
en un torbellino querido por mis ojos,
las hojas que una tarde contemplaba
en el patio lleno de sol y de ti, amor.
Si no supiera que el rastro torpe que dejo
no te acercará hasta esta orilla de árboles desnudos.
Hace frío ya y parece fácil decir adiós como lo hacen
los árboles y los animales.
Mi sangre circula tranquila por un cauce seco, rellenándolo.
Como el maestro, mi corazón espera...
Pero la vida, ¿dónde?

jueves, agosto 30, 2012

DISFRAZ






DISFRAZ



Si me insistes, amor,
más chocolate necesita
la tarta del domingo.


Si me insistes, amor,
azúcar glas para los besos
de este lunes.


Si me insistes, amor,
Nata montada, schsss…
Que se acercan los niños.


Si me insistes amor,
voy a querer saltarme
todos los miércoles de ceniza
para llegar también
a todos los jueves de pasión.


Si me insistes, amor…


Pero qué tonto el calendario rojo de mis afanes.


Abres la puerta
y tus ojos de gata me desvisten.

martes, agosto 28, 2012

PERO NO LLEGA, AMOR









Pero no llega, amor...


A Alejandra Pizarnik



Y te veo sola, en la noche más suave que corre por tus venas

abiertas

mientras pálida vives un último minuto de recuerdos,

una vuelta de tuerca al corazón donde se escuchan todos tus milagros,

mientras la sangre canta, amor, entre lo blanco urgente

y se te va la vida, así, tan demorada, como una tarde triste que vieras de repente,

y te veo sola, sola en tu cama final de urgente sueño,

"pero no llega, amor, pero no llega",

y vienes de otros soles, de una precipitada angustia que despeña las rosas y los vientos,

y te he visto en tu cárcel como una insomne guardiana de la nada,

y se te va la vida, amor,

"pero no llega, amor, pero no llega".

En qué momento tocó tu corazón azul la sombra que ahora invade, tan blanca,

como marea oscura, como olas que rompen contra tu piel cansada,

mientras la sangre canta, amor, sigue cantando como fiel compañera de la sombra,

y entro en el cuarto, amor,

y enciendo todas las luces de la vida,

y abrazo lo que queda,

"no debiste venir tan pronto, amor"

porque la sombra es lenta

y tenazmente roja

                              y seca
                                               y con olor a matadero,

"Pero no llega, amor, pero no llega".    


Sí, me gusta revisar los poemas y traigo éste desoyendo el consejo del maestro (no lo toques ya más, que ...). Quién sabe si un poco mejor cada día.

lunes, agosto 20, 2012

EL MILAGRO DE LO IRRACIONAL











"Volcado sobre ti,
volcado sobre tu imagen derramada
bajo los altos álamos inocentes,
tu desnudez se ofrece como un río escapando,
espuma dulce de tu cuerpo crujiente,
frío y fuego de amor que en mis brazos salpica.

Vicente Aleixandre"



          En un poema de Aleixandre, comentado por Carlos Bousoño, leemos al hablar de una mujer sobre la hierba: “tu desnudez se ofrece como un río escapando.” Como a todo lector de poesía o, simplemente, como lector, me ha apasionado la teórica de la literatura, y no por el simple afán de analizar y desentrañar los procedimientos, el taller de todo escritor, sino porque entender es amar y también se ama de un modo intuitivo más allá de la razón. O eso creemos saber. Ya Carlos Bousoño nos mostró cómo la metáfora irracionalista conecta nuestra emoción con los oscuros senderos de lo irracional. En el verso transcrito, Aleixandre, ante la realidad palpitante y fresca de un cuerpo desnudo, nos trae la imagen de un río escapando, de un río que muchos imaginarían, incluso con humor, de aguas bravas, en vez de un río detenido, estancado, que no nos ofrecería esa imagen de novedad y frescura. Sin duda, que al leerlo, el lector no entienda la similitud entre el cuerpo desnudo y un río escapando, no una relación lógica o racional, y ahí está el milagro que se opera con la imagen irracionalista: el puente entre lo real y lo imaginado nos lo proporciona no la razón, sino el cúmulo de operaciones que los sentidos realizan con esa relación de dos términos aparentemente alejados.

lunes, mayo 14, 2012










El ruido del tiempo



Ahí fuera, en la noche,
pasa un camión
con un ruido que de pronto
me hace pensar en los 70:
viejas carreteras,
desangeladas estaciones de servicio,
cafeterías cutres...;
España como era.
¿Triste? No lo sé.
El tiempo se nos va. Y eso
es lo más triste de todo.


(Roger Wolfe, Noches de blanco papel. Poesía completa 1986-2001, Barcelona: Huacanamo, 2008).

Es el tiempo de Quevedo, otro desengañado de la vida y sus afanes, pasado por Carver y el llamado "realismo sucio". ¿Acaso no es sucia la jugada del tiempo? Y una imagen gris de la España de los 70, como correlato objetivo,  nos trae el ruido gris de ese tiempo, de todos los tiempos.

martes, mayo 08, 2012





Sol en una habitación vacía- Edwar Hooper


La habitación vacía y una manta en el suelo
no tengas miedo dale un beso
la voz entonces como en sueños
como ahora
mineral el recuerdo como su piel
como un árbol oscuro
como un árbol talado
la venda es para sujetarle la
besaste el silencio en una habitación vacía

Lo que sé de la muerte son
mis muertos.

M.M.